sábado, 6 de junio de 2009

Prisa

El que vino y se fue de prisa, tal vez nunca debió haber salido del boquete.

2 comentarios:

Ingrid dijo...

Te tengo uno:

Por ciento cincuenta dólares yo me meto en esa playa color chocolatina.

Ordinaria dijo...

no es muy poco?