jueves, 4 de diciembre de 2008

De Castr(ad)o Font

por CHENCHA MARIE

Otra rata entra a su agujero. Otro que amarran para que la mano dadivosa no meta chavos en sus bolsillos y no reparta más contratos amistosos.

Jorge de Castro Font dormirá en la cárcel hasta el 12 de enero de 2009, el día del juicio. Para su beneplácito y para la continúa deshonra del organismo parlamentario de Puerto Rico, podrá ser juramentado como senador por acumulación al cumplir con los únicos requisitos para serlo. Después de haber sido electo en las pasadas elecciones, sólo necesitaba completar los cursos de la Comisión de Ética Gubernamental y la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), indicó Néstor Duprey en el programa de análisis político Fuego Cruzado.

El legislador, que ha suscitado múltiples espectáculos dignos del teatro del absurdo, violó las condiciones de su libertad bajo fianza cuando su esposa se comunicó con cuatro de los testigos de su caso por fraude electrónico, conspiración para extorsionar a nueve personas, soborno con respecto a programas con fondos federales y conspiración para lavar dinero. Ya en octubre el tribunal le había llamado al orden por razones similares.

El gobernador electo, Luis Fortuño, dijo que se fuera, que radicara su renuncia. Y lo que éste dictamina debe ser muy importante para la Fiscalía Federal. “A De Castro hay que sacarlo del panorama”, en eso se está trabajando.

¿Y con Acevedo Vilá? El gobernador ahora es inofensivo. No representa un contrincante que defina el curso de las elecciones. Así que a un mes de la contienda electoral, 15 de las 24 acusaciones han sido desestimadas; además, trasladada la jurisdicción de uno de los acusados para Filadelfia; y la separación del caso del coacusado Cándido Negrón que a la vez puede traer testimonio exculpatorio para el ahora Primer Ejecutivo. El testimonio de Negrón era conocido de antemano por la Fiscalía Federal y dejado a un lado, en su momento, por la posibilidad de favorecer al gobernador, expresó el licenciado y ex fiscal federal Ignacio Rivera en Fuego Cruzado.

Nada es casualidad y todo causalidad. Un caso débil mañó los resultados, como ha pasado a lo largo de la historia electoral puertorriqueña desde la encarcelación de Pedro Albizu Campos en 1936. Hechos que perseguían apaciguar la disidencia independentista durante las elecciones legislativas en la Isla. Ahora, un caso fuerte sacará de la vista al nuevo detestado, De Castro Font.

La Metrópolis hace lo que mejor le parezca sobre sus subalternos caribeños, como en las colonias tradicionales. Eso que mejor le parece siempre responde a unos intereses muy definidos, pregúntenle a Romero Barceló.

1 comentario:

[Yara] dijo...

"Yo los quiero preso a to's" así dijo Castr(ad)o Font... y el que va presito ahora es él...jejejejeje. Que mucho me reí con el video, ya no me acordaba del teatrito que formó. Mamao.