viernes, 13 de marzo de 2009

¿Qué se puede esperar de UN DIARIO AMABLE?


José T. Hernández/Especial para En Rojo
publicado en Claridad

Cuando se empezó a hacer este documental de Zona Franca no se tenía previsto que alcanzaría tanta envergadura. Los productores pensaron hacer una pieza que descansaba, por una parte, en una investigación ya hecha para una tesis doctoral en Historia, y por otra, en un número corto de entrevistas con gente clave que ya había confirmado su disposición, entre otros, el copropietario y director de El Nuevo Día, Luis Alberto Ferré Rangel, y uno de los directores chilenos, el de Primera Hora, Pablo Badilla Lucio. Tratándose de personas que nunca o casi nunca son interrogadas en público, los atributos periodísticos del documental estaban garantizados.

Pero, en el camino, que se extendió por seis meses, hubo sorpresas. Se entrevistó por primera vez en Puerto Rico al otro director chileno, el de El Nuevo Día, Mauricio Gallardo, quien originalmente declinó la invitación. Además, a pesar de la negativa de las empresas Ferré-Rangel a ofrecer información de salarios, ganancias y otros beneficios de la alta gerencia de sus diarios, sí se logró información privilegiada sobre sus niveles de lucro y su relación con otros poderes económicos del país. Y, a juzgar por lo que se ve en el documental, pudo constatarse cuán extendido es el fenómeno de la “autocensura” tanto en El Nuevo Día como en Primera Hora.

“Un diario amable” lleva por título. Amable, ¿por qué? Los directores de ambos diarios se encargan de contestar esa pregunta. Aquí no hay sorpresas, sino más bien la verificación de una política editorial consciente y deliberada. Los portavoces de ambos periódicos tienen una oportunidad muy amplia de explicarse y hacerse entender. Queda del público juzgar su sabiduría y su nobleza.

“Un diario amable” presenta también un contexto histórico de la trayectoria de las empresas Ferré-Rangel. Porque cabe preguntarse: ¿de dónde viene tanto poder económico, tanto poder periodístico? El documental recuerda que esta empresa familiar controla aproximadamente el 80 por ciento de la publicidad y circulación de prensa de Puerto Rico.

Justo al comenzar “Un diario amable”, Efrén Rivera Ramos, ex Decano de la Escuela de Derecho de la UPR, discute la falta de transparencia de las grandes empresas privadas. Esta observación sienta una premisa básica pues las empresas periodísticas guardan, como se ha dicho, “demasiados secretos”.
Los periodistas Oscar Serrano y Daisy Sánchez hacen duras observaciones sobre la banalización del periodismo. En contraste, se presenta el modelo de “Democracy Now!”, un proyecto de gran prensa sin fines de lucro en Estados Unidos. Todas estas secuencias redondean un documental rico en información y sugerencias.

“Un diario amable” no es un llamado a la cortesía, ni es mera ironía tampoco, sino un punto de partida serio –con sus gotitas de humor– para una reflexión profunda sobre el estado y el futuro de la prensa en Puerto Rico. Va al aire por TUTV el próximo martes 17 de marzo a las 7pm.

ver trailer

13 comentarios:

Ingrid dijo...

Ka, yo estoy bien interesada en verlo, pero ya para esa fecha estoy de vuelta en las sínsoras. ¿Cómo hago para verlo?

Anónimo dijo...

Tuve la oportunidad de ver el programa. Sin duda es un programa creado por el comunista Coss. Junto con las opiniones de Serrano, se presenta la opiniones de un minusculo grupo de insectos que se quejan de la posicion de las empresas puertorriquenas, ocultando el fracaso de carrera y vida de ellos. Ahorrensen el tiempo y mejor admiren el cesped crecer en su patio.

Richard Garcia dijo...

"Anonimo" (porque no revelas tu nombre...tienes miedo?) En fin, fue una buena produccion aunque admito que el Sr. Serrano tiene una vendata contra El Nuevo Dia y grandes intereses. Luce que es un intento de el para generar fama y ser la voz del pueblo. En mi opinion, el Sr. Serrano es un charlatan que oculta su falta de talento presentandose como la voz del periodismo claro (no se confunda con Claridad). "Anonimo" quien eres? Mi nombre es Richard.

Inés Norat dijo...

me parecen interesantes varios puntos que se discuten aquí. Varios.

primero: es una crítica estrecha, monga y gastada, la de tildar a los trabajos que buscan poner en tela de juicio- tela de juicio, o sea que nos cuestionemos por qué sucede x cosa- como enjendros de la izquierda, terrible comunista, hugo chávez, los castro brothers, todo incluido. por ahí, te voy diciendo, Anónimo, porque claramente a ti me refiero, que si vas a criticar este trabajo lo hagas con argumentos o exposiciones un poco más modernas y no sacadas de libros de la guerra fría.

entonces, puede ser muy posible que Luis Fernando Coss sea comunista y toda la cosa esa socialista y a la que se nos ha vendido que hay que temer. sin embargo, eso no está en tela de juicio. este trabajo pone de manifiesto el gran andamiaje empresarial de la información en el País. quien controla la información que nos forma. Este trabajo nos dice que detrás del velo de la bondadosa labor periodística hay una cara hipócrita, con mucho en los bolsillos. pero, dale, cool, como piensas.

segundo: grupo de insectos???? guat????!!! puedes trabajar en Wapa Radio.

tercero: el fracaso de carrera y vida de ellos??? hay que comenzar a redefinir el significado de: Fracaso. Es más fracasado el que busca que los demás fracasen para él no fracasar...

cuarto: eso de admirar el cesped crecer en nuestro patio...si soy yo que vivo en un 9no piso, me está complicadito. pero na', te quedó bonita la invitación, poética. un llamado a la reflexión.

Anónimo dijo...

El fracaso está, precisamente, en ese estigma de "comunistas malévolos" que se le tiene a los que quieren pensar distinto, a los que se preguntan, a los que se salen de la raya, a los que apuestan por un mundo mejor.

El estereotipo, generalización que siempre es falsa, estanca. Por qué si alguien hace un trabajo que enjuicia a la empresa privada, por qué si alguien no está a favor de la desigualdad, de la opresión, del abuso, por qué si alguien aboga por la justicia de todos, tiene que ser latigado. como si ser comunista, socialista sea un mal social, la peste bubónica.

siempre reducimos el debate a la confrontación ideológica y partidista. eso no es lo que importa. detrás de estos huecos y lagunas cerebrales es que se nos escapa la sustancia del discurso.

prefiero ser como tú, anómimo...

Luz María Torres dijo...

hay quien vive como el avestruz

Nerdote dijo...

Coss me lacta el bicho a mi. Además de eso, no capté nada de lo que se esta discutiendo en el post o aqui en los comments. Gracias.

Anónimo dijo...

Comunista o no comunista y mas allá quien haya sido el productor de este documental (coss), es un trabajo que pone en perspectiva unas realidades invariables. Realidades sobre el periodismo que funciona como una muy buena fuente de ingreso para la familia Ferré y de paso coger de pendejos a muchos que leen el diario y lo toma como la versión de la verdad a la que quieren hacerle caso, periodismo que nos está amoldando como país pero en la labor terminan atrofiandonos. Qué importa si Serrano y Coss son de izquierda, de derecha, ultra requetecontra-izquierda lo importante es que hay unos cabrones más arriba que manejan lo que consumimos a través de sus publicaciones y eso sí que es un arma con un filo amenazador.

Qué hay de malo n escuchar de vez en cuando al "pequeño grupo de insectos", que nada tiene que ganar o perder con este trabajo. Simplmente se plantean cosas, que sabrá dios si son ciertas o no pero al menos nos brindan una versión más clara de lo que vivimos.

Este documental muestra que le hacen le falta unos ajustes al periodismo que se practica en este país y no se hacen de esperar. Son El Nuevo Día y Primera HOra los periódicos de mayor circulación y lo que nos meten a diario es mierda o más bien el bicho bien mongo. De eso no se da cuenta todo el mundo y que bueno que el jodio comunista ese insecto panfletero se tome el riesgo de confrontrar esas realidades a ver si las cosas toman un curso más digno.

Bravo!!! para el documental y las pasiones que levanta.

Ordinario dijo...

Asumiendo posturas, porque así debe ser nuestra actitud en la vida, me tomo el atrevimiento de comentar en este tan interesante debate.

Me viene esto a la mente: ¿Cómo se maneja la información que TODOS los días recibimos? Los dos periódicos controlados por uno solo????; compromisos ideológicos y políticos???; negocios en la empresa privada…etc…???? Por qué no investigar a los que nos tienen más que investigados???? Por qué no saber de dónde viene lo que me como????

Un diario amable no es el fruto de mentes "comunistas" (y le pongo el entrecomillado porque parece que aún estamos detenidos en la alusión peyorativa-equívoca- de lo que implica ser comunista). Un diario amable busca ser un material educativo que pone de manifiesto lo pasa en los medios de comunicación en PR desde la clara experiencia de El Nuevo Día. Un diario amable pretende que la ciudadanía tenga conocimiento de cómo han construido ese Imperio Económico tras la imagen de un Gran Periódico y su compromiso con la información. Entonces, la alternativa a este evidente vacío de información imparcial son los medios responsables e independientes, por ejemplo: Democracy Now!!!!! (este resumen es para los que tengan alguna duda o no hayan comprendido de qué va el documental)

Cualquier trabajo que se cuestione las instrumentalidades públicas o privadas o que fiscalice con seriedad no tiene que ser estigmatizado como una labor reaccionaria y panfletera. Se nota la simpleza que nos gobierna.

Este proyecto apuesta por el desarrollo de consumidores de contenidos mucho más hábiles y maliciosos, que se planteen interrogantes para que no se conviertan en otros entes con mentes amables.

Como comencé, en el mundo hay que tomar posturas, pero tomar posturas no es igual a ser comunista, pero si sí, qué????? Lo que puede resultar lamentable es que estos proyectos tan necesarios sean menospreciados y juzgados con críticas ancladas en los tiempos del Macarthismo. Vamos a volver a las listas negras, a cazar brujas????

Vicente Verdú concluyó el documental diciendo que: "lo que lo resume todo es esa conciencia de humanidad, que somos una raza humana con igualdad de oportunidades..."

En teoría debería ser así, pero vemos que esas oportunidades NO son las mismas para todos. Con estereotipos como estos, no sé, a veces uno puede pensar que los propios de abajo NO quieren que sean las mismas. Les gusta el yugo y la ignorancia.

Aclaración: gran parte de la información en el documental viene de una investigación doctoral de años, además de nuevos giros y enfoques desde la total y comprometida transparencia de sus realizadores. Ver documentos oficiales en:

documentaleszonafranca.wordpress.com

Mar dijo...

A mi me pareció que se notó que la intención no fue hacer un trabajo investigativo sino un intendo por desacreditar a los Ferré Rangel por parte de Peri, que no tiene más nada que hacer con su su vida mas que intentar adoctrinar a sus estudiantes. Pierde el tiempo. Todos terminan siendo parte de ese conglomerado que el critica
¿Quién es el ?
La gran cosa igual que Serrano, que se jacta del trabajo que hizo para los Ferré Rangel: uan investigacionsita que pegó y más nada porque no ha hecho más nada aparte de vociferar mierdas por ahí de la ASSPRO.
El documental no tiene nada innovador, nada que haya sorprendido. Está mal hecho, mal editado y en dos semanas se le va a olvidar a los puertorriqueños, si algunos lo vieron pq estaban viendo el juego de pelotas. El día sigue vendiendo y la Hora también. stoy seguro que en nada los apesadumbró.
Además, no fue un trabajo honesto sino hecho a base de mentiras. UNA MIERDA. Qué pena que la autora del blog les siga el cuentito cuando este es un excelente blog.

Anónimo dijo...

A la verdad que la ignorancia es atrevida.
Mar, necesitas revisar lo que expresas y ser un poco más atenta con lo que pasa.
No creo que las conclusiones a las que llega el documental estén fundadas en un capricho tonto del Sr. Coss de adoctrinar ni nada de eso.
Es un documental que en terminos técnicos está muy bien, cuenta con una buena edición y utilizacieon del ritmo narrativo.
Se le pueden arreglar ciertas cosas para que, por ejemplo, la secuencia histórica tenga meas frotaleza. Fuera de eso y uno que otro detalle, pienso que es muy buen trabajo y da cuenta de una realidad que jode. Una realidad de la que nadie siente ganas de hablar, pero los periodistas los que ejercen a diario o los periodistas en ciernes, saben que es verdad todo lo que se dice en ese documento.
Coss, muy buena iniciativa junto con César Colón y Leandro Fabrizi.
No me parece que carezca de investigación pues cada uno de los puntos está bien sustentado con archivos y entrevistas. Buen trabajo Gabriela y Karisa.

Felicidades a ese equipo, sigan haciendo este tioo de trabajo, que bien que hace falta.

Anónimo dijo...

"gran parte de la información en el documental viene de una investigación doctoral de años"...
JA JA JA

Luis García Vázquez dijo...

http://www.megavideo.com/?v=YVRYULOF

En este link podrán ver el documental completo oficialmente publicado en la web.

Soy testigo y estudioso de la economía política, tengo la certeza de lo difícil que es hacer un trabajo de esta envergadura. No es fácil porque el documental no es juzgado realmente por anónimos en blogs que dicen lo que quieran, realmente este tipo de trabajos es evaluado por la propia empresa que critican en el documental (El Nuevo Día). Si fuera falsa o caprichosa la información que brinda este documental, creeme que ya habría una demanda por difamación corriendo por las cortes de Puerto Rico. Inclusive, la información que brinda este documental tiene aún más certeza y legitimidad cuando se sabe que al poco tiempo de publicarse este documental, el editor Mauricio Gallardo fue despedido. No creo que con información caprichosa se tomen medidas como esta. Además, quisiera ser claro, que la industria periodística tiene su logística de funcionamiento (como en este documental se presenta) por lo tanto, si fuera equívoca la información del documental creo que inclusive los periodistas hubieran alzado la voz en contra de alguna banalidad expresada en la investigación.

Como antes comentaron, hay personas que prefieren vivir como el avestruz, con la cabeza en el hoyo, sin querer ver lo que pasa a su alrededor.

Mar, las criticas cargadas con sentimientos personales déjaselas a otro, a ti no te quedan.