domingo, 22 de marzo de 2009

Nota de prensa

Una mujer abandonó a su hijo de apenas dos horas de nacido en una bolsa de plástico que colocó bajo la sombra de un flamboyán en Ponce. El infante fue encontrado con vida por un empleado del dealer de carros localizado frente al árbol.

Desesperados y Desequilibrados, así vivimos. Hay un problema en la mente.

No sé las condiciones en que se encuentra la persona que pudo cometer tal acción, aunque puedo tener una idea. Es muy lamentable.

Retomo el debate anterior sobre el derecho al aborto. Las senadoras penepés Migdalia Padilla y Kimmey Raschke deben pasar unas horitas dentro de una bolsa plástica para ver si recapacitan y dejan a un lado la visión de legislar con la Biblia bajo el brazo y la pandereta en la mano.

Tiene que haber un mejor sistema de enseñanza que no mal forme. La educación sexual desde temprana edad sin posturas fundamentalistas es prioridad en este País. Vamos en camino de convertirnos en un vertedero humano si no se hace nada.

No es suficiente la crítica, se necesita acción.

leer noticia

1 comentario:

Ingrid dijo...

Espantoso. Nadie me va a convencer de que abortar es peor que hacerle eso a un recién nacido. La gente no cae en cuenta de que no se puede vivir de dogma.