lunes, 12 de enero de 2009

Ciudadano de América

por Filotela Cruz

En el barrio Río Cañas de Mayagüez, un 11 de enero de 1939, nació Eugenio María de Hostos. No pretendo hacer una trayectoria biográfica de este prócer puertorriqueño, para eso cliquéa su nombre. Dedico el post a la vida y pensamiento de este Ciudadano Americano, que como José Martí, amó a su patria desde el exilio, desde la lejanía de quien construye la revolución con ideas que atentan en contra de las instrumentalidades coloniales. Ahora, sus restos- quietos-pernoctan en la República Dominicana, país donde luchó por un sistema educativo que, precisamente, educara.

Cuando se enseña para desconocernos, como en Puerto Rico, legados como el de este Padre de la Sociología en América descansan en el olvido. Nos limitamos a tener un día feriado sin saber por qué. Con bochornosa ignorancia, recortamos su rostro de los libritos de personajes ilustres, como si completar una tarea para la semana puertorriqueña profundizara su obra. "Otra persona más, que (dizque) hizo algo importante", un estudiante de escuela superior me dijo una vez. Más que sentir pena por aquel párvulo que reveló su reducida sabiduría, comprendí que no es su culpa. Dormir bajo el yugo de otro, implica la pérdida de uno mismo.

Aquí les incluyo uno de sus textos cortos. Se lo dedico a los que miran con ojos que saben ver. ¡Qué viva Hostos!

Es poesía tener ojos en la cara


-¿No le cansa a usted el mar?

-No señor; me encanta.

-Es una cosa tan pesada: ¡Cielo y mar, cielo y mar...! Siempre lo mismo.

-¿Lo mismo? Discúlpeme, pero yo creo que usted no ve bien. ¿Es lo mismo el cielo de estas horas calurosas en que lo enciende el sol, que el cielo de la mañana, que el cielo de la tarde? ¿Los amaneceres, los ocasos, los nublados, son lo mismo? ¿Ese mar tan igual en apariencia, es lo mismo, tranquilo como está, que cuando está colérico? ¿No ha observado usted las calmas...? Todo eso es poesía.

-¿Qué...? ¿Es poesía tener ojos en la cara...? Usted tiene razón, eso es poesía. Para ver ciertas cosas se necesitan ojos que sepan mirar.

2 comentarios:

Ingrid dijo...

Dormir bajo el yugo de otro, implica la pérdida de uno mismo.

Desgraciadamente, este mal no es exclusivo de la colonia. Viviendo en la metrópoli, lo veo todo el tiempo. Nadie sabe nada de nada. Desconocemos nuestra historia y nos limitamos a vivir en un eterno e inmediato presente, donde el guardarropa de la celebridad fleje de turno genera más interés que la masacre más reciente.

[Yara] dijo...

Que bueno que hiciste un texto como este. Y que incluyeras este escrito d el gran Hostos.Como bien dices muchos festejan el día feriado sin saber por qué. Pero la culpa de todo surge en el propio pueblo. Vemos nombres "extraños" y se nos escapa la curiosidad de saber ¿quien es? o ¿quien fue?. Y también, de este maldito gobierno, que se jacta de hacerles bustos y estatuas que estan llenas de mierda de palomas pero, se ha borrado del sistema educativo el legado que nos dieron estos grandes maestros. Es bochornoso saber que a Hostos lo idolatran en otros paises excepto en su propia tierra, es dolorosa saber que Betances es más conocido en Francia que aquí!. Y que con su tesis sobre el aborto escrita en Francés produjo gran revuelo.
Con esto ,obviamente ,se desprecia ,nuevamente, una de las ramas donde se destacó, en la Educación.

Ciudadano de América.